Mi camino vocal

Como cantante he vivido grandes y bellas experiencias, participando en diversos proyectos musicales.

Mi necesidad musical viene desde muy pequeña, cantando y participando por años en diversas actividades musicales, corales, duos, solista, en televisión y otros como la interpretación poética, retrospectivas y más. Continuando acompañada en la formación terciaria por algunas instituciones educativas tanto en la Argentina como en Bolivia, entre ellas el conservatorio Plurinacional y el Instituto Tecnológico de Música Contemporanea de Buenos Aires, entre otros. Pero los aprendizajes que más resalto son las vividas de los bellos seres que me trajo la vida para aprender.

En primer lugar, citare a Sergio Aschero que me mostró un universo paralelo musical, holístico, trascendental y mágico con la numerofonía.

La música ancestral habla desde mi alma también y me demanda un encuentro que me nutre claramente, aunque este camino recién empieza es sin duda un lugar importante.

Nicolas Grandi, un gran maestro de la estética, memoria y arte en general. Maestro de maestros, conocerlo ha sido una gran bendición.

Mi hijo e hija también los considero maestros, son parte de mi arte y mi aprendizaje. Ver sus formas auténticas de aprender, sus formas naturales y libres de vincularse con la música, los instrumentos, las melodías y el canto, incluso antes de nacer, permite ver lo lejos que llega la música en el ser.

Me siento una buscadora innata, como autodidacta, aprendedora, estudiante autónoma, me puedo denominar de diversas maneras, pero la curiosidad es lo mío e indagar me enamora. Por ello diré que también en mi encuentro con mi voz, el arte y la música he guiado mi proceso.

Me siento muy dichosa de poder apoyar a otros en el camino de su propia voz, en ser su guía y acompañarlos.

Transito este camino hace 15 años, he vivido centenar de experiencias bellas, con seres que me han dado la posibilidad de verlos crecer, apoyarlos y juntos hemos compartido muchos momentos sobre la música y el canto.

Sin más solo puedo agradecer, que pueda seguir compartiendo mis experiencias junto a otros, que buscan seguir en este hermoso camino de sonidos, arte, música y aprender.

Gracias!